sábado 23/10/21

La Junta de Andalucía tendrá que pagar 23.707 euros a un agricultor afectado por las inundaciones de 2010

Joven agricultor (foto de archivo)
Joven agricultor (foto de archivo)

Un agricultor recibirá en concepto de indemnización 23.707 euros a causa de los daños sufridos en sus cosechas y plantación de olivar en el año 2010 en su finca. Así lo ha confirmado el juez de lo Contencioso-Administrativo de Córdoba, que ha obligado a la Junta de Andalucía a abonar dicha cantidad. El argumento utilizado por el juez radica en que en 2010 la Junta tenía las competencias de la cuenca del Guadalquivir, por lo que el desbordamiento de un arroyo que afectaron al trabajador del campo era responsabilidad de la misma.

Los hechos, según ha confirmado ASAJA Córdoba, tuvieron lugar en el año 2010, cuando el arroyo Salado se desbordó debido a la falta de mantenimiento, que se ratifica en la sentencia, en la zona que se encuentra en la cuenca del Guadalquivir. Concretamente, se demuestra, previa sentencia de la Audiencia Nacional en el 2010, el estado de abandono del cauce del arroyo Salado a su paso por los términos de Montalbán, La Rambla y Santaella por parte de la administración competente.

El argumento de fuerza mayor tampoco es contemplado por la sentencia, asegurando que a pesar de la intensidad de las lluvias que tuvieron lugar, un buen cuidado del cauce del arroyo hubiera evitado su desbordamiento, reduciendo así de forma sustancial las consecuencias.

Finalmente, la sentencia asegura que el 5 de diciembre de 2010, los embalses se encontraban a un 83 % de su capacidad, circunstancia que hubiese obligado a desembalsar en los días de inundaciones, acción que no acometió, lo que se interpreta por el juez como un fallo de seguridad inaceptable en el sistema hídrico de la cuenca del Guadalquivir.

Comentarios