domingo 25/7/21

Se investiga a 4 personas por causar un incendio forestal en la localidad sevillana de Pedrera

El incidente fue resultado de una barbacoa familiar.
Imagen de archivo de un incendio - INFOCA
Imagen de archivo de un incendio - INFOCA

Agentes de la Guardia Civil han identificado e investigado a cuatro personas de una misma familia por la presunta autoría accidental de un incendio forestal declarado en Pedrera (Sevilla) como consecuencia de las brasas de una barbacoa que celebraban estas personas.

La Guardia Civil, dentro del plan de lucha contra los incendios forestales, tuvo conocimiento de un incendio declarado el pasado mes de octubre de 2020 en el paraje conocido como Sierra de la Cruz, en el término municipal de Pedrera.

En dicho incendio se calcinaron más de diez hectáreas de superficie forestal y más de 20 hectáreas de terreno agrícola, afectando el fuego a cultivos de olivar y almendro, si bien no hubo que lamentar daños personales ni desalojos en viviendas o instalaciones.

La Policía Local de Pedrera acudió en los primeros minutos al incendio y sus efectivos recabaron información importante sobre posibles testigos y vehículos relacionados e identificación de personas, aportando valiosas pruebas para su posterior estudio.

INVESTIGACIÓN POLICIAL

Por parte del Equipo de Investigación del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Comandancia de la Guardia Civil de Sevilla se inició así una investigación para esclarecer las posibles causas del incendio.

Durante la inspección ocular en la zona afectada, y tras una estrecha colaboración con la Brigada de Investigación de Causas de Incendios Forestales (BIF) del Cuerpo de Agentes de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, se localizó el punto de ignición.

Los agentes averiguaron que de un fuego prendido por un grupo de personas que se encontraban en una barbacoa familiar saltó una pavesa o brasa que, avivada por el fuerte viento que soplaba en el lugar, se propagó rápidamente al resto de vegetación circundante.

TESTIMONIOS DE LOS TESTIGOS

Tras el análisis de toda la información disponible, los agentes encargados del caso lograron localizar a testigos que ese día se encontraban en las inmediaciones del incendio. Tras tomarles declaración y constatar rigurosamente lo manifestado por los mismos, se procedió a la identificación de los presuntos autores, dos hombres y dos mujeres, todos pertenecientes a una misma familia.

Los identificados fueron citados e informados de los derechos que les asistían como investigados por un delito de incendio forestal negligente y, tras prestar declaración, todos ellos reconocieron la autoría de los hechos que se les imputaban.

La investigación se ha dado así por finalizada con la tramitación del correspondiente atestado policial y su remisión al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción correspondiente de Estepa, a cuya disposición quedaron los presuntos autores.

Comentarios