miércoles 27/10/21

Se prorroga el convenio con la Fundación Francisco Luzón para atender a personas con ELA

Un usuario de una residencia en silla de ruedas.
Un usuario de una residencia en silla de ruedas.

La Conserjería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación ha prorrogado el convenio específico de colaboración con la Fundación Francisco Luzón para la mejora de la atención social de las personas con Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) y sus personas cuidadoras. De esta forma, el departamento que dirige Rocío Ruiz, como figura en las cláusulas del documento, amplía por un año la vigencia de esta colaboración que se firmó en 2017 para los siguientes cuatro años.

El objetivo del convenio de colaboración, entre otros, es la agilización de los procedimientos administrativos de reconocimiento tanto del grado de discapacidad como de la situación de dependencia de las personas que sufren ELA, así como la mejora de la atención a las personas que las cuidan.

Para estos procedimientos, que se tramitan en los Centros de Valoración y Orientación (CVO) de la Junta de Andalucía y en la Agencia de Servicios Sociales y Dependencia de Andalucía (ASSDA), se tendrá en cuenta las especiales circunstancias que se presentan con el diagnóstico de la ELA, por ser un proceso patológico en el que, desde el primer momento del mismo, se puede prever una gran discapacidad. De ahí, la importancia de que las personas puedan acceder a los servicios y prestaciones disponibles en el ejercicio de sus derechos con la mayor celeridad posible.

Por lo tanto, con esta prórroga, el convenio entre la Consejería y la Fundación tendrá vigencia, en principio, hasta el 24 de julio de 2022, aunque en el mismo se contempla posibles prórrogas siguientes.

Durante la presente legislatura, la Consejería de Igualdad ha desarrollado unos dispositivos especiales del Servicio Andaluz de Teleasistencia adaptados para las personas que sufren Esclerosis Lateral Amiotrófica y que supuso una inversión de cerca de 16.000 euros por parte de la Agencia de Servicios Sociales y Dependencia de Andalucía.

Se trata de una adaptación que habían reivindicado las propias personas usuarias afectadas por esta enfermedad y que supone una mejora considerable en la atención de este colectivo, ya que facilita y garantiza el acceso a la ayuda que proporciona la Teleasistencia de forma accesible y adaptada.

Estos dispositivos, además, permiten prevenir limitaciones o restricciones en la actividad diaria, aportan autonomía a la persona usuaria e independencia de las personas cuidadoras y facilitan la permanencia de estas personas en el entorno en el que desarrollan su vida.

Para ello, la ASSDA ha instalado pulsadores de alta sensibilidad llamados Jelly Bean y carcasas o adaptadores de pulsadores remotos convencionales (Easy Press). El pulsador Jelly Bean está destinado a personas usuarias con un grado de movilidad bajo, se instala cerca y se acciona con tan solo un leve roce. Por su parte, el adaptador (o carcasa) para el pulsador remoto convencional se instala a las personas con mayor autonomía y movilidad y ayuda a presionar el pulsador.

Comentarios