sábado. 25.05.2024

Los narcotraficantes continúan acosando a la Guardia Civil en la costa andaluza. En un reciente incidente este jueves, una narcolancha embistió una patrullera del Servicio Marítimo de la Guardia Civil Río Belelle durante una persecución, aunque afortunadamente no hubo heridos.

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha hecho un llamado al Gobierno a través de sus redes sociales pidiendo "más patrulleras y más personal", así como la implementación de la Zona de Especial Singularidad.

Ibón Domínguez, portavoz de Jupol, ha solicitado que tanto la Policía Nacional como la Guardia Civil sean reconocidas como "profesiones de riesgo".

El alcalde de Manilva, José Manuel Fernández (PP), también había instado a la Subdelegación del Gobierno a tomar "medidas inmediatas" para poner fin a la presencia de hasta once lanchas sospechosas de narcotráfico frente al litoral de la localidad, captadas en video por numerosos residentes en la playa de Sabinillas.

Una patrullera del Servicio Marítimo de la Guardia Civil en Algeciras se desplazó al área, lo que provocó que las narcolanchas, que se habían congregado frente a Manilva para evitar el mal tiempo, se dispersaran y huyeran. Sin embargo, según la AUGC, una de las embarcaciones enfrentó problemas mecánicos, lo que hizo que la patrullera intentara interceptarla.

En respuesta, varias narcolanchas embistieron repetidamente la patrullera de la Guardia Civil para evitar la detención de los ocupantes de la embarcación averiada.

El trágico incidente ocurrido el pasado febrero en Barbate, donde una narcolancha atropelló y mató a dos guardias civiles, sigue siendo objeto de investigación. Los agentes están analizando el sistema GPS de las narcolanchas encontradas y siete personas permanecen en prisión provisional como sospechosos de estos hechos.

La Guardia Civil exige más medios en Andalucía contra el narcotráfico