sábado. 20.07.2024

La Delegación de Empleo, Empresa y Trabajo Autónomo, a través de su Centro de Prevención de Riesgos Laborales, ha celebrado una jornada técnica sobre "Prevención de Riesgos Laborales frente al Estrés Térmico por Calor" en la que han participado casi cien personas entre personal técnico, coordinadores de seguridad y salud y empresas de gestión preventiva. Esta actividad formativa deriva del Plan de Choque contra la Siniestralidad Laboral en Andalucía, dirigido a áreas temáticas y sectores productivos con frecuencia relevante en accidentes graves, muy graves o mortales, como los trabajos con estrés térmico.

Los objetivos perseguidos con esta actividad se centran en facilitar información útil y unas pautas de actuación adecuadas sobre la sobrecarga térmica y los riegos para la salud; fomentar la implantación de modificaciones en las condiciones materiales y la organización del trabajo según los factores que determinan el estrés térmico; analizar el problema y las soluciones desde diversas perspectivas (servicios de prevención ajenos, sectores empresariales, fabricantes de EPI, etc.); y mostrar buenas prácticas y equipamiento para mejorar las condiciones de seguridad y salud de los trabajadores de este ámbito laboral.

Durante la mañana se han abordado diferentes cuestiones como la identificación, evaluación y medidas preventivas del estrés térmico por calor; medidas preventivas implantadas frente a este riesgo; protocolo de actuación ante temperaturas elevadas extremas en el sector de la construcción; productos y soluciones recomendados para combatir los problemas derivados del estrés térmico; y una mesa final de debate para abordar todo lo expuesto en la jornada.

Estrés térmico por calor

La exposición prolongada a elevadas temperaturas puede suponer una agresión importante para el organismo. Los efectos del calor se hacen notar cuando el cuerpo no puede adaptarse a las altas temperaturas y esta situación se mantiene de forma continuada durante varios días, en una atmósfera muy húmeda y sin viento.

Las condiciones climatológicas y la presencia de focos de calor en el proceso productivo determinan que el desarrollo de actividades laborales suponga un riesgo para la salud de los trabajadores expuestos a altas temperaturas de forma continuada, constituyendo, en caso de no adoptar las medidas preventivas adecuadas, una fuente de insatisfacción o estrés térmico, especialmente en trabajos a la intemperie y en periodo estival.

La exposición al estrés térmico genera problemas de salud para el trabajador (sudoración excesiva, afecciones cutáneas, disminución de capacidades físicas y mentales, golpe de calor); debiendo el empresario aplicar medidas preventivas para evitar esta situación.

Empleo organiza una jornada técnica sobre el estrés térmico por calor