jueves 5/8/21

Elias Bendodo, Junta de Andalucía, afirma que ha encargado un informe para evaluar si en la corrida de toros del Puerto se cumplieron las normas: "No nos temblará el pulso con nada ni con nadie"

Plaza de Toros El Puerto | RRSS
Plaza de Toros El Puerto | RRSS

Una importante polémica ha suscitado la celebración el pasado jueves de la corrida de toros en El Puerto de Santa María por el centenario de Joselito el Gallo en la que los documentos gráficos de la misma evidencian una numerosa concurrencia de público sin la exigida y exigible distancia social, en el contexto de la crisis sanitaria que estamos padeciendo, y de la normativa vigente para este tipo de eventos.

La Junta de Andalucía, a través de su Consejero de Presidencia, Elías Bendodo ha afirmado que va a evaluar las imágenes y toda la información necesaria sobre la misma, y a tal efecto ha encargado un informe a la delegada territorial en la provincia de Cádiz, Ana Maestre.

El consejero ha asegura que a la Junta "no le temblará el pulso con nada ni con nadie sobre el estricto cumplimiento de la normativa".

Las imágenes han tenido una fuerte extensión por redes sociales, advirtiéndose que no se cumple la ocupación del 50% del aforo de la plaza, que es de 12.000 personas, a pesar que el empresario de la plaza, José María Garzón afirma haber vendido sólo 5.300 entradas, dentro de los límites marcados por la normativa relativa a celebración de espectáculos taurinos en estos tiempos de pandemia de coronavirus.

La distancia de 1,5 metros entre el público tampoco parece haberse cumplido, si bien el empresario ha reconocido que es difícil de respetarlo por ser una plaza de toros con 140 años de historia con asientos contiguos muy estrechos.

No obstante, desde la empresa Lances, responsable de la realización del evento afirman que tomaron la temperatura a todos los asistentes, dejando fuera a aquellos que presentaba temperatura de más de 38 grados, y que había gel hidroalcohólico a disposición de los asistentes, siendo obviamente obligatorio el uso de mascarilla.

Por último, el concejal responsable de festejos taurinos, Álvaro González Obregón ha reconocido que era difícil respetar la distancia social por las características propias de la plaza. Por otra parte, ha afirmado que para otros eventos sería recomendable reducir el aforo si se quieren evitar situaciones similares.

 

 

Comentarios