martes. 25.06.2024

En los colegios e institutos andaluces se realizan continuas medidas para evitar la propagación del Covid en las aulas de toda la comunidad autónoma al ser presenciales las clases. Esto se ha unido a la llegada de una de las borrascas más frías y olas de bajas temperaturas histórica, con la llegada de Filomena, haciendo que en las aulas andaluzas se acumule el frío si las ventanas están abiertas para su propicia ventilación que reduce el riesgo de contagios.

El propio Javier Imbroda, Consejero de Educación y Deporte, defendió este pasado lunes la circular emitida por la Consejería de Salud y Familias el pasado día 22 de diciembre, a todos los centros escolares, el cual contenía todas las medidas a seguir durante el reinicio de la actividad escolar tras las vacaciones navideñas. Javier Imbroda se puso de lado del manifiesto alegando que dicho comunicado “no dice que las ventanas de las clases deben estar abiertas la hora de clase, no dice eso”, además de aclarar que “en aquellos lugares donde hace mucho frío se haga en diez minutos durante los cambios de clases”.

En unas declaraciones realizadas en la localidad de Alcalá de Guadaira en Sevilla, junto a Juan Marín, vicepresidente y consejero de Turismo, en la puesta de la primera piedra de lo que será un nuevo Instituto de Educación Secundaria, el consejero de Educación sostuvo ante los medios que "las ventilaciones se deben gestionar" y mantener en las aulas, debido a su importancia en el combate contra el virus. Por tanto el propio Javier Imbroda ha pedido a los alumnos de los centros acudir a los mismos "un poco más abrigados" para combatir el frío que nos ha dejado "Filomena" y confía en los docentes la tarea de "saber gestionar cuando ventilar, si hace mucho frío, para que se renueve el aire”.

Tras no apoyar la idea de la instalación y utilización de aparatos purificadores de aire en las aulas, ha argumentado que “los expertos nos dicen que no son sustitutivos de la ventilación natural” como muchos ciudadanos pueden llegar a pensar, y que la Consejería de Salud es "consciente de que estamos viviendo una tercera ola de Covid y que hace mucho frío” pero que los ciudadanos deben fe en que alegando por “la responsabilidad, la colaboración, y las medidas de seguridad van a seguir obteniendo estos resultados” de pocos contagios, referentes al primer trimestre de curso.

Además, Imbroda se escudó en las directrices de la Consejería de Salud para continuar con las actividades y la aplicación de las medidas que sean necesarias: “nos ceñimos a las directrices que nos va marcando la Consejería de Salud”. Por último, aclaró que la cuestión de aclimatación de las aulas de los centros corresponde a la Consejería de Salud y no realmente a ellos: “No es una cuestión educativa, es de salud pública”.

Plantean a los colegios andaluces usar los cambios de clase para ventilar las aulas en...