viernes 18/9/20

Desalojan el piso de Sevilla que había sido okupado mientras la propietaria trabajaba

Los enchufes y la vitrocerámica estaban arrancados de cuajo, la ropa tirada y usada y faltaban muebles.

Paola Mancilla, entrevistada en Espejo Público
FUENTE : ATRESMEDIA
Paola Mancilla, entrevistada en Espejo Público FUENTE : ATRESMEDIA

Los ocupas del piso de Paola Mancilla han anunciado que se van tras una intensa discusión. La vivienda estuvo ocupada en dos ocasiones, la primera por una pareja durante tres meses y la segunda lleva 15 días por un hombre con cinco hijos que asegura haber sido estafado.

La joven, que tiene 24 años y es madre de una niña de dos, expresó su desesperación al programa "Espejo Público" respecto al tema económico. "Cobro 600 euros y ahora tengo que pagar una factura de luz de 100" de un período de tiempo en el que evidentemente no estuvo en la vivienda. 

Los okupas comenzaron a recoger sus pertenencias tras una negociación con la empresa y finalmente abandonaron la casa. El hombre aseguró que "se buscará otro sitio" y que "comprende que la propietaria tiene una niña". "Pido perdón y disculpas, yo he sido estafado y tengo sentimientos", se defendió. Acto seguido él y Paola chocaron los codos en señal de acuerdo y respetando las medidas contra el coronavirus.

El interior de la vivienda se encontraba en estado regular, ya que faltaban algunos muebles y electrodomésticos y la ropa estaba usada y tirada. Los enchufes y la vitrocerámica estaban arrancados de cuajo. La empresa ofreció a los okupas una habitación de hotel mientras buscan un lugar estable en el que quedarse. "Ahora pediré contrato y papeles para asegurarme de que no me vuelvan a estafar", comentó el hombre que okupó el piso.

Ahora Paola puede volver a su casa tras haber pasado por dos okupaciones seguidas. Tendrá que hacer frente a muchos gastos como facturas y reposiciones materiales, pero como ella misma ha dicho lo importante es que se hayan ido y que "se acabó la pesadilla".

Comentarios