martes. 23.07.2024

En los meses de verano, se multiplica la compra de artículos inflables destinados al medio acuático para la ayuda a la flotación, tales como flotadores, botes o colchonetas hinchables, manguitos o chalecos. Estos productos están destinados fundamentalmente a menores, y por esta razón, desde la Dirección General de Consumo se hace hincapié en que, a la hora de comprar cualquier artículo de ayuda a la flotación, debemos dar prioridad ante todo a la seguridad de este.

Ante todo, debemos tener en cuenta que estos productos cuando se comercializan en la Unión Europea, hayan sido fabricados en la UE o no, deben incorporar la etiqueta del marcado CE, distintivo a través del cual el fabricante o responsable legal del artículo ha evaluado el mismo, de manera que considera que cumple los requisitos de seguridad, sanidad y protección del medio ambiente exigidos por la UE. El marcado CE debe estar colocado de manera visible, legible e indeleble.

El etiquetado de estos productos debe figurar, al menos, en castellano y tiene que contener el nombre de la entidad del fabricante, su origen, así como las advertencias de seguridad e instrucciones de uso. Una información esencial que debe incorporar el producto, ya sea en su etiquetado o embalaje, es la franja de peso y de edad para el que ha sido diseñado. Asimismo, hay que tener presente en todo momento que los artículos de flotación requieren de la constante supervisión de una persona adulta.

El etiquetado debe indicar también que, antes de utilizar el artículo de flotación, se deben hinchar completamente todas las cámaras de aire y que únicamente debe emplearse en zonas de agua donde el menor pueda permanecer de pie.

Consumo recuerda, y así debe indicarlo de forma clara el etiquetado, que el artículo no protege del ahogamiento, y en productos como los manguitos, estos deben colocarse exclusivamente en la parte superior del brazo. En cuanto a los flotadores de asiento, se debe evitar su uso en lugares donde haya riesgo de volcado.

Desde la Dirección General de Consumo se incide regularmente en este tipo de productos en las campañas de inspección, al objeto de vigilar el cumplimiento de la normativa y analizar muestras en laboratorio.

Además, las personas consumidoras también tienen la posibilidad de denunciar ante Consumo aquellos productos que pudieran ser inseguros, tanto los que observen en cualquier establecimiento como los que hayan sido adquiridos, con el objetivo de que estos artículos puedan ser incorporados en la Red de Alerta de Productos de Consumo.

Recomiendan no adquirir artículos de flotación infantiles sin el marcado CE