domingo 9/5/21

Los consumidores dispondrán de 3 tramos horarios para reducir el gasto en electricidad a partir del 1 de junio

Modelo de nueva factura de la luz a partir del 1 de junio.
Modelo de nueva factura de la luz a partir del 1 de junio.

Cambiar nuestros hábitos de consumo, adaptándolos a los tres periodos que se habilitarán (punta, llano y valle), puede hacer que logremos un ahorro en la nueva factura de la luz que entra en vigor el próximo 1 de junio de 2021. Para pagar menos, la Agencia Andaluza de la Energía recomienda elegir bien, tanto las horas de consumo como los días de uso de nuestros electrodomésticos y equipos eléctricos, y revisar nuestros contratos de electricidad cuando se aprueben las nuevas tarifas eléctricas, contactando con nuestras comercializadoras de electricidad en caso de que nos surjan dudas.

Así, en menos de dos meses, todos los consumidores y pymes con una potencia igual o inferior a 15 kW, cuya tarifa pasará a denominarse 2.0TD, verán en su factura que el precio de la energía variará según las horas. Dependiendo del horario en el que hayan consumido electricidad pagarán más o menos. El periodo P1 punta (de 10 a 14 h y de 18 a 22 h) será el más caro. El siguiente periodo, P2 llano, con una tarifa media, tendrá tres tramos: de 8 a 10 h, de 14 a 18 h y de 22 a 24 h. En las horas nocturnas (de 0 a 8 h de la mañana), el 30% de todas las horas del año, la electricidad costará mucho menos en el llamado periodo P3 valle. Además, es importante recordar que durante los fines de semana y festivos nacionales todas las horas serán valle.

Entre 150 y 300 euros de ahorro

Con la nueva factura la clave está en que los consumidores modifiquen sus hábitos de consumo, adaptándolos a los tres periodos que se habilitarán: punta, llano y valle.

Se puede conseguir un ahorro de hasta 150 euros anuales, sin realizar inversión alguna, únicamente poniendo a funcionar el lavavajillas, la lavadora y el termo en horarios de consumo valle. Para esto no es necesario levantarse de madrugada entre semana a conectar los aparatos. En el mercado se encuentran enchufes con programador por menos de 5 euros que nos ayudarán con esta tarea sin perder el sueño.

Según los cálculos realizados por la Agencia Andaluza de la Energía, este ahorro aumentará todavía más, hasta los 200-250 euros anuales, introduciendo medidas de eficiencia energética, que en esta ocasión sí requieren inversión, como ventanas más sostenibles con rotura de puente térmico y vidrios especiales con protección solar (con las que se puede reducir hasta un 30% el consumo de la climatización), aislamiento térmico, medidas de protección solar o equipos de alta eficiencia energética... Así, por ejemplo, cambiando un frigorífico con más de 10 años de antigüedad por otro más eficiente (teniendo en cuenta que funciona las 24 horas del día, incluidas las punta), con la nueva tarifa eléctrica conseguiremos un ahorro en la vida útil del equipo de 1.300 euros (900 euros con la anterior tarifa).

Posibilidad de contratar distintas potencias

Con la nueva tarifa eléctrica también pagaremos menos por la potencia contratada, ya que se reducirá la parte fija de nuestra factura (relacionada con la potencia contratada y que es un coste que no oscila cada mes) frente a la parte variable (la que depende del consumo de electricidad y que cada mes cambia). De esta forma, un hogar que tenga contratada una potencia de 4,6 kW pasará de pagar 250 euros anuales (impuestos incluidos) a 150 euros/año.

Cambiar nuestros hábitos de consumo, adaptándolos a los tres periodos que se habilitarán (punta, llano y valle), puede hacer que logremos un ahorro en la nueva factura de la luz que entra en vigor el próximo 1 de junio de 2021. Para pagar menos, la Agencia Andaluza de la Energía recomienda elegir bien, tanto las horas de consumo como los días de uso de nuestros electrodomésticos y equipos eléctricos, y revisar nuestros contratos de electricidad cuando se aprueben las nuevas tarifas eléctricas, contactando con nuestras comercializadoras de electricidad en caso de que nos surjan dudas.

Así, en menos de dos meses, todos los consumidores y pymes con una potencia igual o inferior a 15 kW, cuya tarifa pasará a denominarse 2.0TD, verán en su factura que el precio de la energía variará según las horas. Dependiendo del horario en el que hayan consumido electricidad pagarán más o menos. El periodo P1 punta (de 10 a 14 h y de 18 a 22 h) será el más caro. El siguiente periodo, P2 llano, con una tarifa media, tendrá tres tramos: de 8 a 10 h, de 14 a 18 h y de 22 a 24 h. En las horas nocturnas (de 0 a 8 h de la mañana), el 30% de todas las horas del año, la electricidad costará mucho menos en el llamado periodo P3 valle. Además, es importante recordar que durante los fines de semana y festivos nacionales todas las horas serán valle.

Entre 150 y 300 euros de ahorro

Según la Agencia Andaluza de la Energía, entidad adscrita a las consejerías de la Presidencia, Administración Pública e Interior y de Hacienda y Financiación Europea, con la nueva factura la clave está en que los consumidores modifiquen sus hábitos de consumo, adaptándolos a los tres periodos que se habilitarán: punta, llano y valle.

Se puede conseguir un ahorro de hasta 150 euros anuales, sin realizar inversión alguna, únicamente poniendo a funcionar el lavavajillas, la lavadora y el termo en horarios de consumo valle. Para esto no es necesario levantarse de madrugada entre semana a conectar los aparatos. En el mercado se encuentran enchufes con programador por menos de 5 euros que nos ayudarán con esta tarea sin perder el sueño.

Según los cálculos realizados por la Agencia Andaluza de la Energía, este ahorro aumentará todavía más, hasta los 200-250 euros anuales, introduciendo medidas de eficiencia energética, que en esta ocasión sí requieren inversión, como ventanas más sostenibles con rotura de puente térmico y vidrios especiales con protección solar (con las que se puede reducir hasta un 30% el consumo de la climatización), aislamiento térmico, medidas de protección solar o equipos de alta eficiencia energética... Así, por ejemplo, cambiando un frigorífico con más de 10 años de antigüedad por otro más eficiente (teniendo en cuenta que funciona las 24 horas del día, incluidas las punta), con la nueva tarifa eléctrica conseguiremos un ahorro en la vida útil del equipo de 1.300 euros (900 euros con la anterior tarifa).

Posibilidad de contratar distintas potencias

Con la nueva tarifa eléctrica también pagaremos menos por la potencia contratada, ya que se reducirá la parte fija de nuestra factura (relacionada con la potencia contratada y que es un coste que no oscila cada mes) frente a la parte variable (la que depende del consumo de electricidad y que cada mes cambia). De esta forma, un hogar que tenga contratada una potencia de 4,6 kW pasará de pagar 250 euros anuales (impuestos incluidos) a 150 euros/año.

Comentarios