martes. 16.04.2024

El consejero de Hacienda, Industria y Energía, Juan Bravo, ha puesto en valor el papel que deben jugar en la salida de la crisis derivada del Covid-19 los autónomos y empresarios andaluces, a los que ha señalado como “auténticos valedores” de la recuperación económica. Lo ha hecho en los encuentros SER Autónomos, organizados por Radio Córdoba y en los que ha participado junto al presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor.

Entre las medidas puestas en marcha por la Junta de Andalucía para dar liquidez a los autónomos, Bravo ha destacado la línea de créditos avalados al 100% a través de la Sociedad de Garantía Recíproca Garántia, con un año de carencia y un máximo de cinco años para su devolución. Autónomos y pymes andaluces han solicitado hasta el momento un total de 4.203 de dichos préstamos, por un valor total de 128.225.000 euros.

“Una inyección de dinero a autónomos y pymes que se suma a la subvención de intereses y del coste de los avales durante el primer año”. “En una semana”, ha asegurado el consejero, “puede estar el dinero en su cuenta corriente”. “Para no dejar a nadie fuera, hemos ampliado la medida con préstamos exprés de entre 9.000 y 15.000 euros para autónomos y mutualistas”, ha señalado Bravo. El consejero ha recordado en SER Autónomos que la Junta ha escuchado desde el principio al sector “para ver qué necesitaba” y, fruto de ello, “a sólo dos días del estado de alarma, se aprobó un primer decreto con medidas de apoyo”.

Pero, además de la liquidez aportada por los créditos, ha afirmado el consejero, “hemos creído necesario facilitarla con otras medidas como el traslado del pago de impuestos a septiembre, las ayudas directas a la cuota de 300 € de autónomos y la ayuda para el alquiler, anunciada recientemente por la consejera de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo, Rocío Blanco.

“Otra forma de facilitar las cosas a autónomos y pymes es el pago rápido a proveedores, que hemos logrado gracias a la digitalización y a una gestión ágil y eficaz”. En este sentido, Bravo ha asegurado que “el Gobierno andaluz ha reducido el período de pago a proveedores, colocando a Andalucía como la segunda comunidad autónoma en cuanto al período medio de pago (PMP), sólo por detrás de Galicia”. “Agilizar trámites, simplificar procedimientos y colaborar con el sector privado serán las claves para impulsar los tejidos productivos en la etapa que afrontamos tras la crisis de la COVID-19”, ha apuntado el consejero.

Por su parte, el presidente de ATA ha felicitado a la Junta de Andalucía y al consejero de Hacienda, Industria y Energía por “pagar en la mitad del tiempo máximo establecido a sus proveedores; esto genera confianza en el inversor. La morosidad es un lastre para el autónomo”. La agilidad; la simplificación; la reducción de cargas; aportar liquidez, a través de todas estas medidas y del crédito, son vacunas para los autónomos, ha dicho Lorenzo Amor.

Reestructuración del presupuesto

Respecto a la reestructuración del presupuesto andaluz, Bravo ha explicado que hay que priorizar los gastos, “como ya hicimos en 2019 para lograr superávit. Tenemos que poner el dinero donde más se necesita y ser lo más ambiciosos posible al dotar de recursos aquellas áreas que debemos atender”.

También se ha referido a los fondos no reembolsables anunciados por el Gobierno de España, advirtiendo que la Junta de Andalucía “no ha recibido aún nada y que no conoce el reparto de los mismos. Necesitamos certeza y confianza”. El consejero ha insistido en que los ciudadanos “quieren soluciones” y ha subrayado que, “desde la máxima lealtad, seguiremos trabajando, colaborando con todas las administraciones: lo importante es que España salga bien de todo esto”. “Hoy, más que nunca, es necesaria esa colaboración de la clase política y del sector privado”, ha concluido.

Los autónomos y empresarios andaluces, “auténticos valedores” de la recuperación económica