jueves. 18.04.2024
El niño de nueve años fue arrastrado por la corriente

Un bombero sevillano se tira a un arroyo para salvar a su hijo

Un menor de nueve años de edad había caído a un arroyo, siendo arrastrado por la corriente, que circulaba con fuerza fruto de las fuertes lluvias de los últimos días. Ante ello, su padre, bombero de Alcalá de Guadaira, se arrojó al agua, logrando llegar hasta él y llevarlo hasta una piedra de considerables dimensiones que sobresalía en la lámina de agua.
Imagen de archivo.EUROPA PRESS
Imagen de archivo.EUROPA PRESS

Tras ello, según han informado los bomberos, el padre del menor y bombero profesional habría considerado arriesgada la maniobra de salvar la parte restante de cauce del arroyo hasta la orilla, dada la fuerza del agua y el peso añadido de su hijo, por lo que optó por esperar a la llegada del auxilio que había sido solicitado, vía llamada telefónica.

Así, hasta este lugar llegaron tres efectivos del parque de bomberos de El Ronquillo, uno de los cuales usó un traje de neopreno para introducirse en el agua, tras lo cual pudo sacar al menor del arroyo y ayudar a su padre a salir del mismo.

Rescate en Aznalcázar

No ha sido el único rescate fruto de las fuertes crecidas de las aguas fluviales. En Aznalcázar, la Guardia Civil ha rescatado a los dos ocupantes de un vehículo que fue atrapado por el agua.

Finalmente, el hombre consiguió salir por sus propios medios. La mujer presentaba cierta dificultad, por lo que uno de los agentes, sin dudarlo, se introdujo en el agua consiguiendo su rescate. La pareja rescatada es vecina de La Puebla del Río y no presentaban lesiones.

Un bombero sevillano se tira a un arroyo para salvar a su hijo