jueves 29/7/21

El Ayuntamiento de Granada recompone cuatro sombreros de Manuel de Falla

El Ayuntamiento de Granada restaura cuatro sombreros de Manuel de Falla. // EP
El Ayuntamiento de Granada recompone cuatro sombreros de Manuel de Falla. // EP

El Ayuntamiento de Granada ha restaurado cuatro sombreros de Manuel de Falla que forman parte de los fondos expuestos en su carmen, un trabajo encargado al único sombrerero en activo en Granada, cuyo establecimiento fundado en 1964 todavía permanece abierto, y que ha utilizado los instrumentos y técnicas originales con que fueron hechas estas piezas en su momento.

Se trata de un sombrero flexible modelo hongo, de fieltro y color negro y copa alta; dos sombreros de paseo --uno de ellos, de paja flexible tipo panamá y color natural y un segundo de paja italiana modelo canotier-- y por último, un sombrero de copa o chistera estilo 'príncipe Alberto' en seda negra con brillo.

La edad de los sombreros y el estado de conservación obligó a un trabajo intermedio consistente en recuperar las propiedades de los materiales que los componen y para ello se rehidrató el material básico del que están hechos en cada caso y se devolvió la flexibilidad a elementos accesorios, como la piel de cinta interior o los forros.

Así, una vez que los sombreros estaban en condiciones de ser manipulados sin riesgo de daños, se hizo un trabajo de documentación para determinar cuáles eran sus formas originales y su aspecto inicial. Para ello se usó el material fotográfico del Archivo Manuel de Falla y otras fuentes documentales que permitieran conocer con precisión las características originales de los sombreros.

También se analizaron las trazas de forma que mantenían (aristas, pliegues, costuras) distinguiéndolas de vestigios dejados por el uso o por condiciones inadecuadas de conservación y limpieza.

Concluido lo anterior, se planteó que el proceso de recuperación de las prendas exigía utilizar los instrumentos y las técnicas originales con que fueron hechos en su momento esos sombreros. Todos los materiales, así como el proceso, han sido ejecutados siguiendo las normas sobre restauración y conservación del patrimonio artístico, garantizando la reversibilidad y la estabilidad sobre las piezas sin provocarle nuevas alternaciones. El tiempo empleado para la intervención ha sido de tres meses.

La concejal de Patrimonio de Granada, Eva Martín, ha celebrado la calidad del trabajo, una labor que arranca con un estudio inicial de las piezas, su fecha aproximada de manufacturación, el origen, los materiales y el procedimiento de confección, así como la evaluación de los daños y posibilidad de restauración.

La edil ha enmarcado esta intervención en el Plan de Conservación del patrimonio municipal 2020-2023, que arrancó el pasado año con distintas actuaciones en todos los campos, incidiendo en que "servirá para la difusión, investigación y mayor conocimiento del patrimonio granadino para generaciones actuales y futuras".