domingo 17/10/21

La Atención Infantil Temprana, autorizada en Andalucía bajo el régimen de concierto social

Autorizada la prestación de la Atención Infantil Temprana bajo el régimen de concierto social
Autorizada la prestación de la Atención Infantil Temprana bajo el régimen de concierto social

Andalucía ha autorizado el segundo expediente de gasto relativo a la contratación de la prestación de la Atención Infantil Temprana bajo el régimen de concierto social por un importe de 10.142.496 euros. El plazo de ejecución del concierto social será de 18 meses a contar desde el día siguiente a su formalización, pudiendo prorrogarse hasta un máximo de 18 meses adicionales al período inicial.

El objeto del concierto social es la prestación del servicio de Atención Temprana por parte de los Centros de Atención Infantil Temprana, dirigida a la población infantil menor de seis años con trastornos del desarrollo o con riesgo de presentarlos, a su familia y su entorno.

La prestación se concreta en unidades de sesión, que comprenden la dotación de espacio y tiempo que se dedica al menor en su tratamiento, apoyo y seguimiento, así como gastos administrativos y otros. El objeto del contrato vendrá determinado por el número de sesiones anuales necesarias para realizar una media de ocho al mes a los menores, registrado en el lote que se oferte por cada uno de los adjudicatarios, al precio unitario por sesión de 28 euros.

Los objetivos del servicio de la Atención Infantil Temprana son promover y favorecer el desarrollo integral y óptimo del menor, con objeto de maximizar sus potencialidades y autonomía personal, así como planificar y ejecutar intervenciones dirigidas a posibilitar las mayores opciones de integración familiar, educativa y socioambiental, facilitando la participación activa y la calidad de vida del niño o niña y de las familias. Los menores con trastornos del desarrollo o con riesgo de padecerlo podrán requerir intervenciones dirigidas al tratamiento o bien intervenciones de apoyo y seguimiento, según cual sea su estado en el proceso de Atención Infantil Temprana.

El concierto social se configura como un instrumento adaptado a las singularidades del servicio de Atención Infantil Temprana y a las necesidades de los colectivos beneficiarios, que se presta a través de entidades cuya financiación, acceso y control sean públicos.

Fomentar la iniciativa social

Esta nueva fórmula persigue, entre otras cuestiones, implantar una mayor eficacia y eficiencia en la gestión, ofreciendo una alternativa al modelo de financiación vigente, articulado a través de contratos de gestión de servicios públicos, modalidad concierto. Por otra parte, la regulación del concierto social permite fomentar la iniciativa social frente la privada, reforzando así las garantías que pueden ofrecerse a la ciudadanía tanto en la calidad de la atención prestada como en la continuidad del servicio.

El concierto social responde a una demanda histórica de los profesionales de este ámbito. Reconoce la participación y colaboración de las entidades del Tercer Sector en la puesta en marcha y funcionamiento de los servicios de Atención Infantil Temprana en Andalucía, especialmente de las entidades de iniciativa social que, en muchas ocasiones, tienen su origen en asociaciones de colectivos afectados por esta problemática.

Estas entidades han venido prestando tradicionalmente este servicio, complementando y, a veces, supliendo al sistema de responsabilidad pública, por lo que su dilatada experiencia, junto a su gestión solidaria, aportan un valor añadido al modelo, posibilitando la mejora continua en la provisión de los servicios, sin menoscabo de la eficacia y la eficiencia en la gestión.

Asimismo, y como instrumento adaptado a las singularidades del servicio de Atención Infantil Temprana, el concierto social establece una serie de criterios de selección, entre los que se valoran aspectos como la continuidad de la atención y la vinculación terapéutica y/o afectiva, la atención personalizada y de calidad y la proximidad a la población destinataria.

Comentarios