domingo. 19.05.2024

La consejera de Empleo, Empresa y Trabajo Autónomo, Rocío Blanco, ha informado en el Parlamento de Andalucía de que todas las actuaciones que incluye el Plan de Choque contra la siniestralidad laboral en Andalucía, una estrategia que, con un presupuesto de 2,2 millones de euros, firmaron el pasado mes de agosto la Consejería de Empleo, Empresa y Trabajo Autónomo, la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) y los sindicatos CCOO y UGT, ya están en marcha.

Así lo ha indicado durante la sesión de control al Ejecutivo autonómico en el Pleno de la Cámara andaluza, donde Rocío Blanco ha dado cuenta de cómo se está desarrollando este Plan de Choque contra la siniestralidad laboral que está enmarcado en el Pacto Social y Económico por el Impulso de Andalucía.

Su objetivo es difundir la cultura preventiva en los entornos laborales para reducir la incidencia actual de los accidentes graves, muy graves y mortales, especialmente, los de tipo traumático, en la jornada de trabajo.

La consejera de Empleo ha explicado que el Plan impulsa un total de siete medidas que complementan el desarrollo del III Plan de Actuación 2022-2023, derivado de la hasta ahora vigente Estrategia Andaluza de Seguridad y Salud en el Trabajo 2017-2023, que se dirigen a diferentes ámbitos de la prevención de riesgos laborales.

Entre estas actuaciones, ha explicado que, para la elaboración de un mapa de la siniestralidad laboral grave, muy grave y mortal en Andalucía durante los años 2021 y 2022, "se han estudiado 882 accidentes, cuyo análisis ha permitido, por un lado, identificar los sectores con mayor presencia en los tipos de accidentes investigados y, por otro lado, estudiar las características de la accidentabilidad en cada provincia".

Además, para reforzar las actividades de comprobación, información y asesoramiento en empresas, se han incluido un total de 93 actuaciones a desarrollar por la Inspección de Trabajo y Seguridad Social sobre las empresas con altas tasas de siniestralidad; el aumento en un 20% de las actuaciones de visita y empresas inspeccionadas gracias a la incorporación efectiva de nuevo personal habilitado y la remisión de más de 8.600 cartas informativas a empresas con recomendaciones preventivas, así como la puesta en marcha de una unidad móvil de información que se está desplazando a entornos empresariales de especial interés de Andalucía para acercar los recursos de los que dispone la Administración en esta materia a los centros de trabajo y, especialmente, a las pymes.

Igualmente, según ha proseguido Rocío Blanco, se ha iniciado un programa de actividades formativas e informativas en los Centros de Prevención de Riesgos Laborales que, hasta el mes de marzo, ha supuesto la celebración de 14 jornadas y talleres que han contado con cerca de 800 asistentes, en áreas como los trabajos en altura, el sector de la construcción, el sector agrícola, el estrés térmico por calor y la seguridad vial laboral, de especial interés por su repercusión en las estadísticas de siniestralidad.

Blanco ha indicado que la nueva convocatoria de ayudas que destina su departamento para apoyar a las empresas en el desarrollo de medidas que reduzcan los accidentes laborales aumentará este año hasta los 4,6 millones de euros, lo que supone un 16% más respecto al importe destinado en 2023, cuando se dedicaron 3,9 millones de euros.

La Consejería de Empleo ha desarrollado campañas de sensibilización desde el Instituto Andaluz de Prevención de Riesgos Laborales, como 'Ante el calor, prevención', para combatir el riesgo por estrés térmico, o 'Si subes seguro, seguro que bajas', ante el riesgo de caída en altura. También se está diseñando otra campaña con carácter transversal bajo el lema '¿Y si hoy pudiéramos cambiar el destino y evitar un accidente laboral?'.

Como ha subrayado la consejera, estas medidas han tenido reflejo en la reducción de la siniestralidad mortal de 2023, "sobre la que no cabe autocomplacencia, ya que, cada fallecimiento por causas laborales supone un drama para toda la sociedad", ha zanjado.

Andalucía pone en marcha el Plan de Choque contra siniestralidad