martes 4/8/20

Andalucía pone al frente de Salud Sexual y Reproductiva a una alto cargo de la Diócesis de Córdoba

Trinidad Lechuga Varona en la imagen de perfil de su canal en Facebook
Trinidad Lechuga Varona en la imagen de perfil de su canal en Facebook

La Consejería de Salud y Familias del Gobierno andaluz de PP y Ciudadanos acaba de nombrar a María Trinidad Lechuga Varona, según recoge Eldiario.es, como coordinadora de la Estrategia de Salud Sexual y Reproductiva de Andalucía. Lechuga Varona, médico de familia de profesión, ocupa actualmente el puesto de directora del Secretariado para los Cristianos Perseguidos de la Diócesis de Córdoba.

La nueva alto cargo del departamento que dirige Jesús Aguirre (PP) es una persona de confianza del Obispado de Córdoba y, como el propio consejero, médico de familia en un centro de salud de la capital cordobesa. La Consejería de Salud avala su nombramiento dada “su amplia experiencia en medicina de familia”, sin entrar a valorar su ocupación dentro de una de las archidiócesis andaluzas más beligerantes con la interrupción voluntaria del embarazo. El obispo Demetrio Fernández ha rechazado abiertamente el "derecho a decidir" sobre el aborto cuando "está en juego la vida de un ser humano". Fernández ha llegado a calificar esta práctica de "crimen abominable" y "matanza de inocentes".

Lechuga Varona se incorpora a la Consejería de Salud, un departamento que se añadió el apellido "y de Familias" por exigencia expresa de Vox, el partido que sostiene al Ejecutivo de Juan Manuel Moreno. El grupo de extrema derecha también ha impuesto a PP y Ciudadanos una nueva deducción fiscal de 200 a 300 euros para familias numerosas y un programa de asistencia a mujeres embarazadas, consistente en subvenciones finalistas, que buscan evitar los abortos. El mes pasado, la consejería también anunció la creación de un premio a la familia con más hijos de Andalucía, un reconocimiento similar al que concedía la Dictadura durante el tardofranquismo.

Vox es contrario a la ley que regula la interrupción libre del embarazo. En el Parlamento andaluz, el presidente del grupo, Francisco Serrano, ha relacionado los abortos voluntarios con el problema de la caída de la natalidad y la despoblación de determinadas zonas rurales de Andalucía. Vox ha pedido a la Junta que regule ayudas de 250 euros mensuales para mujeres embarazadas menores de 30 años "en situación de vulnerabilidad". El pasado noviembre, la Cámara legislativa rechazó con los votos del PSOE, Adelante Andalucía y Ciudadanos una propuesta del grupo ultraderechista para evitar “cualquier práctica irregular” en las clínicas concertadas por la Consejería de Salud que practican la interrupción voluntaria del embarazo, centros que Vox calificó en su iniciativa como "abortorios". La propuesta fue tumbada pese a la abstención del PP, que intentó sin éxito convencer a su socio de que cambiara el término "abortorio" por considerarlo "ofensivo".  

La resolución de la Consejería con su nombramiento, dictada el 26 de diciembre pasado y publicada en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) este 8 de enero, acuerda el nombramiento de “Doña María Trinidad Lechuga Varona como Coordinadora de la Estrategia de Salud Sexual y Reproductiva de Andalucía".

“Habida cuenta de los cambios efectuados actualmente en la estructura de la Consejería, así como de los cambios sociales que se han venido produciendo y para el cumplimiento de los objetivos propuestos para el abordaje de la salud sexual y reproductiva, se estima conveniente el nombramiento de una persona que coordine el conjunto de iniciativas que afectan al ámbito de la salud sexual”, se argumenta en el nombramiento.

Trinidad Lechuga Varona aparece, asimismo, en la página web de la Diócesis de Córdoba, dentro de las delegaciones y secretariados de la misma, como la directora del Secretariado para los Cristianos Perseguidos. Entre sus acciones con este cargo, en contacto con las comunidades cristianas en diversos países, en enero del pasado año presentaba públicamente en la Diócesis de Córdoba el Informe sobre Libertad Religiosa en el Mundo, donde defendía que “el cristianismo ahora mismo también es la religión más perseguida”, según informaba entonces la propia Diócesis.

El nombramiento realizado ahora por la Junta de Andalucía de Trinidad Lechuga Varona como coordinadora de la Estrategia de Salud Sexual y Reproductiva señala que su nueva “designación no comporta retribuciones específicas, siendo éstas las correspondientes a su puesto de origen (el de médico de familia). La persona Coordinadora de la Estrategia de Salud Sexual y Reproductiva de Andalucía conservará la vinculación jurídica existente con su institución de procedencia”. Y, asimismo, apunta que “las indemnizaciones que procedan a favor de la Coordinadora de la Estrategia de Salud Sexual y Reproductiva de Andalucía por los desplazamientos que hubiese de realizar por razón de servicio se liquidarán por su institución de origen, con arreglo a la normativa vigente”.

Comentarios