sábado. 18.05.2024

La Consejería de Salud y Consumo ha informado este lunes sobre el Plan Estratégico Andaluz para la Vigilancia y Control de Vectores Artrópodos con Incidencia en Salud (PEVA) coincidiendo con el Día Internacional de la Tierra. La consejera Catalina García ha llamado a la prevención ante las enfermedades propagadas por mosquitos y otros vectores artrópodos con incidencia en la salud humana y ha abogado por un trabajo conjunto con diputaciones, ayuntamientos y entidades locales para hacer frente a la posible proliferación de estos animales. Del mismo modo, se ha referido a que "estas enfermedades son y van a ser en las próximas décadas un reto".

Así lo ha reconocido en una jornada dirigida a profesionales sanitarios, las delegaciones territoriales de Salud y Consumo, distritos y áreas de gestión sanitaria de Andalucía, empresas del sector, ayuntamientos, diputaciones y otros organismos y administraciones, y a la que también ha asistido el secretario general de Salud Pública e I+D+i en Salud, Isaac Túnez, y la delegada territorial de Salud y Consumo en Sevilla, Regina Serrano.

"El presidente Juanma Moreno ha pedido a Europa que declare a Andalucía como zona de especial riesgo en el proceso de cambio climático y desertización", ha recordado. En este punto, ha incidido en que la situación geográfica de Andalucía, paso del continente africano, la convierte en una zona más vulnerable al paso de estos vectores artrópodos. Por este motivo, ha dicho, el PEVA se convierte en una herramienta fundamental para mejorar la salud de la población andaluza mediante la vigilancia y control de vectores artrópodos con incidencia en la salud.

Ha puesto el énfasis en aquellos procesos con mayor impacto en la salud humana (fiebre del Nilo Occidental, dengue, leishmaniosis, malaria) y en aquellos vectores artrópodos con mayor relevancia (mosquitos, garrapatas y flebótomos), para lo que se ha diseñado una estrategia que "desde la realidad del presente mira, hacia escenarios de futuro mediados por el cambio climático". En su intervención, ha destacado los "dos ejes transversales" del PEVA: el enfoque de 'una sola salud' ('One health') y el de 'salud en todas las políticas'.

Catalina García ha recordado, además, el trabajo que se está realizado para la puesta en marcha del Centro Andaluz de Investigación de Zoonosis y Enfermedades Emergentes (Caizem), para que, "en red y contando con todos los actores necesarios e involucrados, ayude en la prevención, seguimiento, control y atención de las zoonosis, tratando de dar respuestas a las necesidades que se vayan planteando".

Este centro, en el que participan tanto la Consejería de Salud y Consumo, como las de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural, la Consejería de Universidad, Investigación e Innovación, la Consejería de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul, el Servicio Andaluz de Salud, la Universidad de Córdoba y la Fundación Biomédica de Córdoba, "permitirá abordar la actividad investigadora en el ámbito de la Salud Pública con un enfoque respecto a otras estructuras científicas, con un carácter multidisciplinar y con la participación de profesionales sanitarios, expertos en salud pública, ingenieros agrónomos y veterinarios, procedentes de las instituciones firmantes, y con vertiente de consultoría y asesoramiento experto en materia de salud, salud pública, sanidad animal y medio ambiente".

Por su parte, el director general de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica, Jorge del Diego, que también ha intervenido en esta jornada, ha recordado que las "circunstancias cambiantes de nuestro entorno y de la climatología, especialmente en los últimos años, están suponiendo un reto para las administraciones sanitarias", ya que "implican la necesidad de una adaptación y reorientación de los esfuerzos sanitarios hacia nuevas direcciones, además de una apuesta por la investigación y estudio de nuevas patologías emergentes, entre ellas, de forma destacada las transmitidas por vectores como mosquitos y garrapatas".

La directora general del Departamento de Salud Pública y del Ambiente de la OMS, María Neira, y el director general adjunto de la OMSA, Jean-Philippe Dop, han abundado en sus intervenciones en la necesidad de abordajes con enfoque 'One health' como los realizados en el PEVA. Este concepto define y propone un planteamiento conjunto y global entre tres ámbitos interrelacionados: la salud humana, la salud animal y el medio ambiente. El objetivo es que disciplinas de distintos campos (salud pública, asistencia sanitaria, medicina y ciencias ambientales, entre otras) trabajen de manera coordinada para defender una única salud, dado que la relación entre ellas es tan estrecha que actuaciones sobre una repercuten de manera directa sobre las demás y viceversa.

La Consejería de Salud y Consumo coordina a todas las administraciones implicadas y aunando esfuerzos de otros organismos, con base en la mejor evidencia científica aportada por reconocidos expertos. La información obtenida o procedente de diferentes fuentes servirá para tomar decisiones adecuadas de forma temprana e informar de las necesarias medidas, por ejemplo, a las administraciones locales, cuya participación es necesaria y fundamental, o elaborando un mapa de riesgo del territorio, entre otras acciones.

En la jornada, se han analizado aquellas enfermedades que suelen ser transmitidas por vectores en mayor medida, se han planteado desafíos en su abordaje, además de plantearse retos en la prevención y control de medidas de salud pública. Las enfermedades transmitidas por vectores artrópodos suponen el 17% de la carga mundial relacionada con enfermedades transmisibles, que causan más de 700.000 muertes al año en el mundo, de ahí la importancia de disponer de una estrategia de calidad y ambiciosa en Andalucía.

Durante 2023 se declararon en Andalucía, por ejemplo, casos importados, confirmados y probables de dengue (47) o malaria (101), o autóctonos como leishmaniasis (76) o Fiebre del Nilo Occidental (2), que causaron en total tres muertes en la comunidad autónoma a pacientes, en la mayoría de los casos, con patologías previas, una por leishmaniasis (varón de 81 años), una por malaria (mujer de 68 años) y una por FNO (mujer de 84 años).

Los objetivos estratégicos del PEVA son implementar sistemas integrados de vigilancia, disponer de un sistema actualizado de caracterización espaciotemporal del riesgo de transmisión de enfermedades transmitidas por vectores artrópodos o identificar responsabilidades de todos los agentes implicados y establecer mecanismos de coordinación entre los mismos.

Otro de los objetivos estratégico es disponer de programas específicos para la vigilancia y control de enfermedades transmitidas por vectores artrópodos. Actualmente se dispone del Programa de Vigilancia y Control Integral de Vectores de la fiebre del Nilo occidental (FNO) en Andalucía, pero gracias al PEVA se abarcará otras muchas patología emergentes o reemergentes. El PEVA persigue también fomentar y facilitar la investigación sobre vectores artrópodos y las enfermedades que transmiten, así como formar e informar a los profesionales sanitarios y a la propia ciudadanía.

Andalucía llama a la prevención ante las enfermedades propagadas por insectos: "Son un...