martes. 05.12.2023

La Consejería de Salud y Consumo, a través de la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica, ha celebrado una webinar sobre los 'Retos y avances del Plan Estratégico Andaluz para el Abordaje de la Hepatitis Víricas' a la que han asistido unos 120 profesionales.

Previamente, una treintena de profesionales del sistema sanitario público de Andalucía, de diferentes provincias y especialidades, han participado en un encuentro de grupos de trabajo, organizado en colaboración con la Escuela Andaluza de Salud Pública, en el que se ha definido el funcionamiento y la metodología que darán forma al futuro Plan estratégico para abordar esta enfermedad.

El acto de apertura de la webinar ha corrido a cargo del director general de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica, Jorge del Diego. A continuación, la jornada se ha desarrollado en torno a dos mesas redondas, en las que se ha expuesto, por un lado, el análisis de situación -epidemiológico, cualitativo de opinión de pacientes y profesionales- y, por otro, los retos del Plan.

Andalucía es una de las primeras comunidades autónomas en plantear la unificación en una sola estrategia para un abordaje integral y conjunto de todas las hepatitis víricas (A, B, C, D y E).

Los virus de la hepatitis A, B, C, D y E pueden causar una infección aguda e inflamación del hígado. En el caso de los virus de la hepatitis B, C y D, la infección, además, se puede cronificar y evolucionar a cirrosis y cáncer de hígado. Las hepatitis virales B y C son los principales problemas de salud pública para la OMS y las causas fundamentales del cáncer de hígado.

Líneas del Plan para el Abordaje de la Hepatitis Víricas

Tras haber definido la línea para la eliminación de la hepatitis C, el Plan Estratégico Andaluz para el Abordaje de la Hepatitis Víricas plantea retos para otras tres nuevas líneas.

Una de ellas se dirige hacia el abordaje de la hepatitis A, especialmente en lo que concierne a la vigilancia de casos y la detección precoz de brotes, acciones planteadas en convergencia con las estrategias de control de ITS (Infecciones de Transmisión Sexual).

Otra de las líneas se centra en las hepatitis B y D, priorizando el acceso a la vacunación de hepatitis B entre la población migrante, así como un aumento del diagnóstico y acceso al tratamiento.

Finalmente, la línea para la hepatitis E pone el énfasis, también, en la vigilancia, la detección precoz y el acceso a tratamiento como retos principales.

Incidencia de las hepatitis

En Andalucía la prevalencia bruta de infección por VHB es de 3,5% para la hepatitis C, enfermedad que sufren mayoritariamente los hombres de 50 a 59 años.

Respecto a la hepatitis A, la prevalencia actual en Andalucía es baja, con una tasa de incidencia de 1.03 casos registrados por 100.000 habitantes (en 2022), y con tendencia descendiente en los últimos años. También la incidencia de la hepatitis E es baja.

Andalucía, una de las comunidades pioneras en abordaje de hepatitis víricas