sábado 19/9/20

Dos guardias civiles pasan la noche en las faldas del Mulhacén para evacuar a unos montañistas al día siguiente

Dos guardias civiles pasan la noche en las faldas del Mulhacén para evacuar a unos montañistas al día siguiente

Dos montañeros salieron la pasada mañana del viernes de Capileira para alcanzar la cima antes del atardecer y así presenciarlo desde allí. Fue al llegar al pilón de Mulhacén, cuando a uno de ellos se le salió un hombro y sufrió una luxación.

Tras este suceso, el Servicio de Montaña de la Guardia Civil, Sereim, recibió una llamada para subir al rescate del herido sobre las 20:30 horas. Un total de tres agentes del Sereim subieron en el coche de la unidad y lo estacionaron a cinco kilómetros del refugio de la Caldera, donde habían quedado para encontrarse con el accidentado y su compañeros.

Al llegar los agentes, le suministraron calmantes con medicación al montañero lesionado, y tras ello, meditaron la posibilidad de movilizar al herido hasta el coche de los agentes, pero finalmente no lo hicieron por "el bien del rescatado", por lo que tuvieron que permanecer hasta el amanecer par que el helicóptero del Instituto Armado pudiera evacuarlos.

Los agentes, junto con los dos montañeros pasaron la noche en las faldas de Mulhacén, en el refugio de la Caldera.

La mañana siguiente, en torno a las ocho, los montañeros fueron trasladados en helicóptero al Hospital del PTS, donde fueron atendidos por los problemas de salud que presentaban.

Comentarios