sábado. 24.02.2024

El consejero de Justicia, Administración Local y Función Pública, José Antonio Nieto, ha celebrado hoy el Día de la Bandera de Andalucía con los menores infractores del CIMI Medina Azahara de Córdoba, de quienes se ha mostrado “orgulloso” por su “esfuerzo por aprovechar la oportunidad” que les da el sistema de Justicia Juvenil para “reinsertarse y hacer una sociedad mejor”.

Nieto ha compartido la jornada con los jóvenes que cumplen medidas judiciales privativas de libertad en este centro, que han preparado varias actividades conmemorativas en los talleres del CIMI como la decoración de un árbol en blanco y verde, la reparación de los plásticos del invernadero del centro dañados por el último temporal, “y que ahora protege la bandera andaluza”, o la actuación de cinco chicos del  taller de música en el que “chavales que tenían problemas serios, se han involucrado, han aprovechado el tiempo y han querido aprender algo tan maravilloso como hacer música”.  

Los integrantes del conjunto “Los apañaos” no solo han puesto música a la lectura dramatizada del relato histórico de la movilización del 4 de diciembre de 1977, sino que han versionado temas de Dorantes o Raimundo Amador e incluso han interpretado letras propias en las que hablan de ellos mismos a ritmo de rap y flamenco fusión, tocando el piano y la percusión, junto a su educador a la guitarra.

El significado del Día de la Bandera y todo el proceso de la autonomía andaluza se ha abordado durante los días previos en el CIMI a través de diversas actividades, unos conocimientos adquiridos que se han puesto a prueba en un concurso de trivial a cuyo ganador el consejero le ha entregado el merecido diploma, al igual que al ganador de otro concurso de carteles centrado en los símbolos de Andalucía. El vencedor ha creado durante la actuación musical un enorme mural con su dibujo.

Nieto ha expresado su “orgullo por celebrar 4D al lado de chavales que necesitan a la Administración, que están haciendo un esfuerzo enorme por devolver a la sociedad ese esfuerzo que estamos haciendo, para volver con más herramientas y recursos, superando esta etapa mala de su vida y hacer una sociedad mejor”.

Así, ha felicitado a los jóvenes del CIMI Medina Azahara por su “esfuerzo para aprovechar esta oportunidad” de reconducir su vida y ha agradecido al equipo de profesionales del centro su trabajo que “no se hace por dinero, es una vocación que necesita recursos de la Administración para poder desarrollarse”.

El presupuesto destinado al sistema de Justicia Juvenil superará en 2024 los 80,1 millones de euros y se ha incrementado casi un 10% desde 2018. Nieto ha defendido que “no es un gasto, es una inversión, da resultados y los chavales se merecen que la sociedad se implique”.

Prueba de ello es que el 70% de los menores infractores que cumplen medidas judiciales en centros de internamiento y el 80% de los que ejecutan medidas de medio abierto no vuelve nunca a delinquir.

Por su parte, el director del CIMI Medina Azahara, Manuel Garramiola, ha agradecido al consejero la elección del centro para celebrar el Día de la Bandera, ya que ello permite dar a conocer  “el trabajo que hacemos”. “Nuestros chicos también se sienten orgullosos no solamente de ser andaluces sino de los resultados que obtienen en un recurso como este”, ha defendido.

El CIMI Medina Azahara es gestionado por la Fundación Diagrama y actualmente cumplen medidas en el mismo más de medio centenar de menores. Cuenta en total con 67 plazas masculinas para internamiento en régimen cerrado, semiabierto, abierto y de fin de semana. En Córdoba se encuentra también el CIMI Sierra Morena, con 45 plazas (35 para chicos, de ellas 18 en unidades terapéuticas, y 10 para chicas).

En total en Andalucía funcionan actualmente 13 CIMI con 701 plazas. En el primer semestre del año han pasado por estos centros 826 menores, la mayoría varones españoles de entre 16 y 17 años que habían cometido delitos de lesiones y contra el patrimonio (robos y hurtos).  

Nieto celebra el 4D con menores infractores “orgulloso” de su “esfuerzo” para reinsertarse